Categoría: Editorial

Un escenario dificultoso que dejó un sabor amargo, quedó atrás. Se bajó el capítulo pesca de la Ley ómnibus. Lo próximo es presentar un modelo superador y equilibrado para evitar que el Estado imponga modelos sin base sólida y perjudicial para el caladero, la sociedad, los trabajadores y las empresas. Pero para ello hay que sincerar y transparentar conforme a derecho cada ámbito de trabajo dentro de la cadena pesquera, fundamentalmente el ente legislativo que dicta normas y resoluciones que han permitido un gran desliz en la actividad. Unos por acción, otros por omisión, todos responsables.

No pasó inadvertida esta semana en materia legislativa para el sector industrial pesquero y naval. Siempre parece se puede estar peor; desde que el 27 de diciembre pasado las autoridades políticas del país, en su afán de encuadrar el déficit argentino y controlar los índices que llevaron a nuestro país a situaciones parecidas a aquellos paises subsaharianos. A pesar de la baja del capítulo Fiscal, -el mismo será tratado aparte y ad hoc en sesiones ordinarias del Congreso, lo concreto es que el Capítulo de Pesca sigue firme a pesar de las expresiones de deseos de gobernadores y diputados; y la fuerte presión sectorial de empresarios y gremios.

Incertidumbre, malestar y desconcierto del sector pesquero e industrial. Quienes deben, desde el intelecto y la honorabilidad, dar el marco regulatorio podrían comprometer todo el proyecto de Ley como consecuencia de viejas costumbres argentinas… Por eso, hoy no se trata en Diputados.

La preocupación del sector pesquero en alza después de conocerse el primer borrador de la Ley Ómnibus en el escritorio del Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.

En medio de un nuevo paradigma, parece que el ajuste para el modelo debe hacerlo el otro. Tristemente, el ajuste lo pagaremos todos, está en marcha a pesar de resistencias y manifestaciones. Nadie quiere pagarle al camarero la fiesta de unos pocos, pero … tarde o temprano, la fiesta se paga.

Las primeras medidas anunciadas por el actual Ministro de Economía Luis Caputo se inclinaron hacia la ortodoxia, nada más alejado que la escuela libertaria y austriaca de la que profesa el Sr. Presidente de la Nación por la cual llegó a ese lugar. Las primeras medidas impactan financiera y económicamente en la actividad industrial procesadora del complejo exportador con mayores gravámenes de derechos de exportación en forma directa y el fuerte reacomodamiento al alza de costos, en forma indirecta.

A instancias de un nuevo mandato de gobierno, Hoy 10 de diciembre de 2023, a horas de la asunción presidencial, se genera una nueva oportunidad. Esperemos, no sea en vano y el esfuerzo de haber alcanzado una reñida elección sea el puntapié para un país en desarrollo, generando ahorro, riqueza y bienestar en paz.

El ambiente inflacionario permitió que las empresas encuentren como resolver el problema de perdidas operativas primarias. El escenario apunta a bajar drásticamente la inflación, las empresas del sector podrían atravesar momentos desagradables y pocas veces vistos.

Una semana que no debiese pasar desapercibida. Fue grave. Lo es.
Los embates al sector pesquero que no se pone límite. La actividad pesquera de Mar del Plata, duerme o mira para otro lado. Lamentable. Entre pececitos de colores y la responsabilidad de la pesca ilegal en la milla 201 carga con el sector pesquero mudo dejando la avanzada medioambientalista gane la trascendencia pública.

Antinomias de larga data traen por estos dias, algo escrito por José Hernández, quien con fina pluma, llevó a la literatura la vida de un gaucho contándola en primera persona, con sus propias palabras e imbuido de un espíritu campero, Él decía “ los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera…”.